.

domingo, 15 de noviembre de 2009

DEJA DE INTENTAR Y DE TRATAR

Intentar algo suele ser muy difícil. A menudo sucede que cuanto más lo intentas, menos lo logras. ¿Por qué? Cuando estas tratando, de alguna manera estas asumiendo la probabilidad del fracaso. No estás convencido de lograrlo, es más; intentar es tratar de hacer las cosas sabiendo que no lo vas a lograr! Es de necios! Es de tontos! Si se quiere alcanzar el éxito tienes que hacer las cosas, no tratar de hacerlas! Si escuchas a alguien decir “Voy a tratar de terminar el informe a tiempo”, ¿cómo lo interpretas? ¿Confiarías en que el informe esté listo a tiempo? Lo más probable es que no. Seguramente asumirías que no lo estará.
Deja de intentarlo y empieza a concretarlo, Intentándolo encontrarás excusas. Haciéndolo obtendrás resultados. Hay una enorme diferencia y esta radica principalmente en tu actitud, convicción y compromiso! Olvídate de los intentos. Tratar es apenas más efectivo que desearlo y no hacer nada al respecto. Quita la palabra “tratar” de tu vocabulario y notarás cómo ese simple hecho aclara y enfoca tus actividades. O estás haciéndolo o no lo estás. O estás poniendo manos a la obra o no lo estás. Decídete y hazlo! Fíjate un objetivo y simplemente hazlo, cúmplelo!
Deja de tratar y ponte en marcha. No pierdas miserablemente tu tiempo tratando de hacer las cosas! No seas parte de ese 97% de fracasados que se pasan la vida entera tratando de alcanzar sus metas sin hacer lo necesario, tratando de hacer las cosas y abandonarlas sin concluir, tratando de encontrar suerte, tratando de toparse con una buena oportunidad!
Tú eres inteligente y tienes la capacidad de lograr todo lo que te propongas, solo tienes que desearlo fervientemente y comprometerte!
Vamos! Hazlo! La vida se acaba, deja de tratar y trabaja hasta lograrlo! Porque SI se puede! SI puedes!
O tu alcanzas el éxito, o el éxito te alcanza a ti. No hay más. Punto! Toma acción! Ahora!

No hay comentarios:

Publicar un comentario